Seleccionar página

GF10: La nueva ley hipotecaria que entró en vigor el 16 de Junio de 2019 incluyó un nuevo término en los documentos necesarios para conseguir una hipoteca en el que se han modificado algunos cambios en la información que debe facilitar el banco al cliente sobre las condiciones de la hipoteca.

La nueva ley aporta dos nuevos documentos que el banco tiene la obligación de proporcionarnos tras pedir una hipoteca: la FEIN y la FiAE.

¿En qué nos afecta? Bien, gracias a la nueva ley el cliente conocerá perfectamente todas las condiciones de préstamo hipotecario que le ha ofrecido la entidad financiera correspondiente. Esto permitirá comparar con otras entidades financieras la mejor opción en base a las necesidades del cliente.

La Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN) es un documento en el que debe aparecer de forma clara y concisa las condiciones personalizadas que el banco nos ofrece tras valorar el perfil del cliente en función de la información que aporte.

El documento consta de varias partes:

  • Datos del prestamista.
  • Intermediario del crédito: En el caso de que lo hubiera, deberá proporcionar los datos identificativos y sus honorarios.
  • Datos del préstamo:
    • Duración.
    • Tipo de interés.
    • Importe total a devolver.
    • Cuantía del préstamo.
    • Porcentaje de la concesión del préstamo.
    • Número de pagos y el importe de cada cuota.

El banco deberá entregar al cliente la FEIN 10 días antes de la firma para asegurarse de que estén bien informados sobre la hipoteca que van a elegir.

La Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE) es un documento que se entrega junto a la FEIN y que informa al cliente sobre las cláusulas y los riesgos del crédito ofrecido según la actual legislación.

Este documento debe informar sobre:

  • Las cláusulas suelo de vencimiento anticipado, el reparto de gastos asociados a la concesión de la hipoteca o lo que comporta firmar una hipoteca en una divisa distinta al euro.
  • Los gastos de constitución: Los únicos gastos que pagará el cliente por ley, solo pueden ser la tasación de la vivienda y en el caso de que lo solicitase la copia de la escritura que el notario entrega al prestatario.
  • Si la hipoteca es variable, se avisará de que su interés se calcula en base a un índice de referencia y se informará siempre de cuál es ese índice y que tendrá que asumir toda la subida de las cuotas en el caso de que el índice cotice al alza.

Finalmente, todos estos documentos se entregarán como mínimo 10 días antes de la firma del contrato.

En ese plazo el cliente deberá acudir al notario, debiendo este informarle de manera gratuita sobre las cláusulas específicas recogidas en la FEIN y en la FiAE y asegurándose que las entiende.

El notario deberá recoger toda esta información en un documento llamado acta de manifestaciones sin el cual no se podrá firmar del préstamo hipotecario.

Añade tu comentario

6 + 5 =